Ana Rosa Quintana fulmina a Ione Belarra por poner en la diana a la prensa y manda un mensaje al silente Pedro Sánchez

  • hace 2 meses
Ione Belarra exige atar en corto a la prensa.

La podemita, desde la tribuna de oradores del Congreso de los Diputados, cargo contra los periodistas, a los que denominó como "corruptos" sin que la presidenta de la Cámara Baja dijera ni media palabra.

Ana Rosa Quintana, desde 'Tardear', en Telecinco, le sacudió una buena tunda a la que fuera ministra de Derechos Sociales en la anterior legislatura:

Muy buenas tardes, como han podido escuchar, la exministra Ione Belarra se ha llevado la máquina del fango a la sede de la soberanía popular desde donde nos ha insultado a varios periodistas llamándonos corruptos y mentirosos. Posteriormente un diputado del PP ha pedido que el insulto se retire del acta, pero la presidenta del Congreso ha dicho que solo se retiran del acta los insultos.

La presentadora afeó a Armengol la doble vara de medir en función de a quién se dirigen determinadas palabras:

Es decir, la palabra corrupto, mentiroso, no es un insulto si va dirigida a periodistas. Pero sí es un insulto cuando va dirigida al entorno del Gobierno. Ayer Patxi López pedía que se retirase del acta otro insulto y Francina Armengol así lo hizo, señalando que es obligado en la Cámara el decoro, porque es la sede de la soberanía nacional. No puede ser que un representante del Congreso vaya en contra de los cimientos de la democracia que se basa en las instituciones que la representan.

Critica que se permita sin mover una sola ceja el ataque de Belarraa hacia los medios de comunicación:

Se ve que para Armengol la prensa no es una institución democrática y asume que haya que atar corto a los periodistas que ejercen la libertad de expresión, citándolos con nombres y apellidos. Mientras Sánchez guarda silencio, dando pábulo al señalamiento que no quiere para los suyos. Me considero como mis compañeros una profesional honesta y ni Ferreras, ni Griso, ni Motos, ni yo lo debemos ser cuando no lo retiran acta.

Y acusa al Gobierno Sánchez de un ocultismo que además ha sido sancionado:

Decía Umberto Eco que la máquina del fango se pone en marcha cuando para deslegitimar a alguien basta con decir que ha hecho algo para crear una sospecha. Desde la tribuna del Congreso nos acusan a los periodistas de mentir. El Gobierno no miente. En ese caso cambia de opinión. Belarra reclama una ley de transparencia que ya existe desde hace 11 años. Precisamente el portal de transparencia ha amonestado al Gobierno. Para ocultar datos de interés público. Así que, señorías, saquen del Congreso, de nuestro Congreso, su máquina de fango. Y lleven al taller su máquina de transparencia.

Recomendada