Buscar
Biblioteca
Iniciar sesión
Ver en pantalla completa
hace 14 años

Walter freeman: Casos clinicos de Lobotomia

RAUL ESPERT
En noviembre del 2005, Radio Pública Nacional (National Public Radio, NPR) dio a conocer la historia de un hombre llamado Howard Dully, un sencillo conductor de bus de California de 350 libras. ¿Cuál es la historia de Dully? A la edad de 12 años era uno de los pacientes más jóvenes que estaban programados para recibir una de las infames lobotomías con “picahielo” del psiquiatra Walter Freeman.

En 1960 Howard Dully se sometió a una lobotomía con picahielo en manos de Walter Freeman. A la derecha Howard Dully sosteniendo uno de los pica hielos originales del Dr. Freeman, Enero del 2004.
Cortesía de la Librería Gelman de la Universidad George Washington

Freeman, quien era “mitad medico y mitad showman”, se especializó en lo que él llamaba “lobotomía trasorbital”. Él estaba convencido de que las enfermedades mentales eran causadas por “sobrecarga de emociones” en la corteza prefrontal, por ello ensayó la lobotomía para calmar estas emociones separando, de esta forma, las conexiones entre la corteza prefrontal y el resto del cerebro. Primero clavaba un picahielo a través de la órbita del ojo con un mazo de goma, y luego lo movía enérgicamente alrededor del ojo para destruir el frágil tejido nervioso.

Freeman se deleitaba con esta barbarie, la cual en su momento fue aclamada como un nuevo procedimiento milagroso, “tan simple como curar un dolor de muelas”. De acuerdo a la NPR, “Freeman era un showman e impresionaba a su audiencia de doctores y enfermeras realizando dos lobotomías a la vez: martillando un picahielo en ambos ojos a la vez. En 1952, él solo realizó unas 228 lobotomías en tan sólo dos semanas en el oeste de Virginia”.

Freeman hizo uso indiscriminado de este procedimiento y lo aplicaba al detectar el más mínimo problema emocional en sus pacientes.

Explorar más vídeos

Explorar más vídeos