El cerebro de los psicopatas: Adrian Raine

  • hace 14 años
Está cada vez más claro que la comprensión de la neurobiología de la psicopatía se extiende mucho más allá de identificar las regiones cerebrales que pueden estar implicadas. La genética, los neurotransmisores y las hormonas influyen en el funcionamiento de las estructuras cerebrales y la conectividad entre ellas. En la futura investigación será importante identificar cómo estos sistemas interaccionan para producir la constelación exclusiva de rasgos y conducta característicos de la psicopatía. Por último, mediante la consideración de las similitudes y diferencias entre este problema y otros trastornos de las emociones, podremos comprender los posibles mecanismos que producen y mantienen este proceso, al igual que posibles métodos de tratamiento.

Recomendada