La Policía de Marlaska reprime con dureza a la gente del campo y hasta deja herido al periodista Alvise
  • hace 2 meses
Es una vergüenza.

A la misma hora en que, alegando falta de efectivos, el Ministerio del Interior despachaba inermes a seis guardias civiles, en una lancha neumática de juguete, para hacer frente a una turba de narcotraficantes dotados de gigantescas lanchas de 14 metros, Fernando Grande-Marlaska, fiel escudero del socialista Sánchez, desplegaba en Valladolid y en las entradas de Madrid más de un millar de policías antidisturbios.

En el caso de Valladolid, para blindar la Gala de Los Premios Goya donde iba a estar su jefe y en la capital de España para impedir que la gente del campo pudiera llegar hasta la sede-puticlub del PSOE en la madrileña calle Ferraz.

Y con órdenes de reprimir con dureza, como muestran las imágenes del vídeo que acompaña esta nota y donde se ve como los agentes golpean al peridodista Alvise Pérez, uno de los muchos heridos este 10 de febrero de 2024, quinta jornada de protestas de agricultores, ganaderos y transportistas.
Recomendada