Buscar
Biblioteca
Iniciar sesión
Ver en pantalla completa
el año pasado

Fimosis: cuando el pene está encapuchado

EFESALUD
EFESALUD
Madrid, 14 abr (efesalud.com). Cuando el prepucio o piel que recubre el glande no se retrae parcial o totalmente hablamos de una enfermedad del pene que genera disfunciones, problemas infecciosos, dolor y frustración durante la micción y en la sexualidad masculina, tanto a nivel personal como en sus relaciones de pareja, sobre todo en las etapas vitales de la pubertad y la juventud.

“Todos los bebés varones nacen con una fimosis fisiológica. Su prepucio está como pegado o fusionado al glande. Con el paso de los meses esta condición suele desaparecer de tal manera que, transcurrido un año, el 50% de los niños deja atrás su fimosis”, destaca la Dra. Carmen González Enguita, jefa del Servicio de Urología del Hospital Universitario Fundación Jiménez Díaz.

A los tres años ya no se observará este problema prepucial en el 90% de los casos y se estima que menos de un 2% de los adolescentes de 17 años de edad conservan su fimosis.

"Aún así, esta condición fisiológica desde el nacimiento deberá ser siempre valorada como una patología si llegara a causar dificultades, básicamente en el momento de orinar o durante la erección”, advierte la cirujana especialista en urología.

TODO EL REPORTAJE: https://www.efesalud.com/fimosis-confinamiento-glande-culpa-prepucio/

MÁS INFORMACIÓN DE SALUD: http://www.efesalud.com/

Explorar más vídeos

Explorar más vídeos