Buscar
Biblioteca
Iniciar sesión
Ver en pantalla completa
hace 7 años

Cónsul Toda, la aventura de la egiptología española

efetur
efetur
El Cairo, 7 oct (EFE), (Imagen: Edu Marín).- En 2016 se cumplirán 130 años desde que Eduard Toda i Güell decidiera ir más allá de sus labores de cónsul general de España en El Cairo para convertirse en el pionero de la arqueología española en Egipto que, actualmente, vive su edad de oro.



Siempre quedará la duda de si aquel diplomático, viajero y apasionado por la historia y el patrimonio, de poblados bigotes, se imaginó que con la apertura en 1886 de la tumba del artesano Senedyem, que vivió en tiempos del faraón Ramsés II, en realidad estaba abriendo la caja de Pandora de la egiptología española.



Hasta entonces, poco o nada se sabía de la existencia de un interés español por los tesoros presentes en tierras faraónicas. Tan solo la iniciativa de la fragata Arapiles (1.864-1.883) podría considerarse un intento frustrado de llevar a España algunas joyas históricas de Egipto.



Sin embargo, este proyecto, lanzado por el Museo Arqueológico Nacional, que recorrió Oriente para comprar antigüedades e incorporarlas a su colección, llegó a Egipto sin apenas dinero, lo que sirvió para adquirir algunas piezas, pero sin ofrecer realmente un

estudio científico.



"La colección de Toda tiene procedencia (histórica), eso es lo más importante", dice a Efe la conservadora jefa del Departamento de Antigüedades Egipcias y de Oriente Próximo en el Museo Arqueológico Nacional, Carmen Pérez Die, que añade que Toda fue el primer "egiptólogo" español.



www.efe.com

Explorar más vídeos

Explorar más vídeos