Percival Manglano. 'Pisando charcos'. 13-3-2013

¡Prueba el nuevo reproductor!
Periodista Digital
72
17 vistas
  • Información
  • Exportar
  • Añadir a
Pisar charcos suele considerarse un descuido, un defecto, algo a evitar. Pero hoy, en política, es claramente una virtud, una condición indispensable para avanzar.

Las reformas iniciadas hasta ahora en España no han llegado al corazón de nuestros problemas al evitar cambiar las grandes reglas de juego políticas. El autor propone en este libro los profundos cambios que necesita el país: introducción de listas abiertas, renovación de las circunscripciones electorales, elección de los cargos y candidatos de los partidos a través de primarias, financiación privada de estos, separación radical partido-Estado y, en general, fin del inmenso poder que han acumulado las cúpulas de los partidos.

Estas reformas cambiarán los incentivos que marcan el comportamiento de los políticos de forma que:

-Se sometan a la voluntad de los ciudadanos y no a las cúpulas de sus partidos

-Ejerzan la lealtad con los votantes y no con otros políticos o entidades

-Sean verdaderos representes de los ciudadanos y no meros delegados de sus partidos

La administración española también debe abundar en sus reformas acabando con los puestos vitalicios para los funcionarios, dando mayores facilidades a los empresarios (como, por ejemplo, ocurrió en el caso Eurovegas), introduciendo el criterio de capitalización en las pensiones y, en general, asegurando que el Estado gestione menos y supervise mejor. Todo ello permitirá asegurar una subordinación del Estado al interés de los ciudadanos.

0 comentarios