Domingo II de Cuaresma (C), 24-2-2013

¡Prueba el nuevo reproductor!
37 vistas
  • Información
  • Exportar
  • Añadir a
Queridos hermanos:

Hoy celebramos la Eucaristía del domingo II de Cuaresma.
Poco a poco nos vamos acercando a la gran fiesta de la Resurrección de Jesús, que da sentido a nuestra fe y hace fuerte nuestra esperanza porque un día, después de nuestra muerte, también nosotros participaremos de la gloria de su Resurrección.
Para llegar a esta Resurrección debemos conocer y seguir cada día más a Jesús.
¿Cómo hacerlo?. Aceptando el mensaje que el Padre nos da hoy, igual que a Pedro, a Santiago y a Juan: "Este es mi Hijo, escuchadle"
Sólo así, unidos a Jesús, podremos avanzar en nuestra fe y alcanzar Su Gloria, la misma que el Padre tiene reservada para nosotros.

Lectura del santo Evangelio según San Lucas (9, 28b-36)

En aquel tiempo Jesús se llevó a Pedro, a Juan y a Santiago a lo alto de una montaña, para orar. Y estando allí, la cara de Jesús cambió, y sus vestidos eran blancos como la nieve. De repente dos hombres aparecieron hablando con él: uno era Moisés y el otro el profeta Elías, que hablaban con Jesús de su muerte. Pedro y sus compañeros estaban casi dormidos; pero se espabilaron al ver la Gloria de Jesús y a los dos hombres que estaban con él. Y Pedro, sin saber lo que decía, dijo a Jesús: -Señor, aquí se está muy bien. Haremos tres tiendas: una para ti, otra para Moisés y otra para Elías. De repente una nube los cubrió. Y se oyó una voz que decía: -Este es mi Hijo, el amado; escuchadlo. Y después los discípulos vieron que Jesús estaba solo. Y Jesús les prohibió que contaran las cosas que habían visto.

0 comentarios