Las caras de la maternidad (4): De pareja a familia

RAUL ESPERT
3,2K
137 vistas
  • Información
  • Exportar
  • Añadir a
Cuando nace el primer hijo, nace también una madre, un padre y una familia. Y se requiere de un tiempo (yo diría que entre uno y dos años) y grandes dosis de paciencia, respeto y compromiso para que el nuevo ‘campo’ familiar se reorganice, se ubique, se asiente. Nuestra identidad empieza a cambiar de hombre a padre, de mujer a madre de pareja a familia, y lo hace lentamente, paso a paso, día a día, crece en la medida que crece nuestro hijo. Y suele ser un camino emocionalmente intenso, no exento de conflictos. Este hecho es pasado por alto por muchas parejas, que seducidas por el ideal de maternidad y paternidad ‘colectivo’, confían en que nos convertimos en padre-madre en el mismo instante en el que tenemos a nuestro hijo en brazos, como por arte de magia. Quizás por ello tantas y tantas parejas hoy en día se separan antes de que sus hijos cumplan 3 años… Quizás es porque nadie les ha dicho convertirse en padres es un camino de rosas con algunas espinas, con ambivalencia emocional.

0 comentarios