Advertising Console

    Los jonrones más importantes de Miguel Cabrera II

    Repost
    beisbolvenezolano

    por beisbolvenezolano

    2
    1 503 vistas
    Segunda parte del trabajo realizado para Extrainning, espacio matutino que transmite Meridiano Televisión.

    Música: Run This Town.

    Edición y producción: Marcos Grunfeld

    5.- Miguel Cabrera mató dos pájaros de un tiro el 4 de julio de 2012. Ese día igualó y superó a Magglio Ordóñez y se proclamó como el segundo venezolano con más jonrones en la gran carpa tras disparar sus bambinazos 294, ante Kyle Waldrop, y el 295 ante Cole De Vries, ambos de Mellizos de Minnesota.

    4.- El 28 de mayo de 2010 se convirtió en el quinto venezolano en dar tres jonrones en un mismo juego. Ese día le sacó dos pelotas a Ben Sheets y una a Andrew Bailey de los Atléticos de Oakland. Miguel Cabrera emuló ese día a Andrés Galarraga, Edgardo Alfonzo, Richard Hidalgo y Víctor Martínez.

    3.- El 22 de julio de 2012 se convierte en el segundo venezolano en disparar 300 jonrones en Grandes Ligas. Solo superado por Andrés Galarraga (399). Ese día la sacó dos veces frente a Phil Humber de los Medias Blancas y superó a Magglio Ordóñez entre los venezolano con más juegos de dos o más batazos de circuito completo. El falconiano lo hizo en 23 oportunidades, Cabrera en 24 y Andrés Galarraga en 30.

    2.- El 20 de junio de 2003, en el marco de su debut en las mayores, fue el héroe del encuentro tras dejar a los Mantarrayas de Tampa Bay (hoy Rays de TB) en el terreno con su primer vuelacercas en grandes ligas. La víctima fue el Al Levine.

    1.- En el marco del cuarto encuentro de la Serie Mundial de 2003 vivió uno de los momentos más resaltantes de su carrera pues con solo 20 años de edad se la desapareción, por la banda contraria, a nada menos que Roger Clemens, quien entonces tenía en su vitrina seis de los siete premios Cy Young que ganó en su carrera. El batazo ciertamente no cuenta dentro de los 300 jonrones que solo abarcan los bambinazos dados en ronda regular pero sin duda aquel estacazo fue una muestra de lo que estaba por venir en la carrera del venezolano.