Etologia: Insecto hoja vs. Mantis gigante

¡Prueba el nuevo reproductor!
RAUL ESPERT
3,5K
1 315 vistas
  • Información
  • Exportar
  • Añadir a
La mantis religiosa gigante tiene un color verdoso y un tamaño que puede llegar más allá de los quince centímetros, lo que la convierte en un depredador efectivo. Ella come todo lo que se le atraviesa, no es demasiado exigente al momento de alimentarse, y a su pobre presa le corta sus órganos con sus tenazas fuertes y poderosas, para luego devorar su cabeza y el resto de su cuerpo. Esta misma suerte la corre el macho de la especie después de aparear, es el precio de su reproducción por esto no hay una gran población de ellas. Solamente cuando el macho se encuentra agonizante tendrá la oportunidad de fecundar a la hembra, así que no es una especie dada a la monogamia ni a los compromisos duraderos.
Bueno, la verdad es que el macho sí está condenado a la monogamia o al celibato. Las mantis tienen una reputación de gran agresividad llegando a atacar, inclusive, a las serpientes, sin ningún temor. Hay diversidad de tamaño ya que las hembras son más grandes que los machos.

0 comentarios