Advertising Console

    LA 7 MOTOR PRUEBA Ford Focus 1.6 EcoBoost Auto-Start-Stop (150 CV) Titanium 5 puertas

    1 507 vistas
    Un compacto equilibrado, amplio y bien equipado

    Los tres estilos de carrocería de la última generación del modelo Focus comparten un carácter dinámico, con la última evolución del diseño cinético de la marca norteamericana. La variante de 5 puertas probada cuenta con una longitud de 4,36 m, una altura de 1,48 m y una anchura de 1,82 m.

    El interior cuenta con un moderno diseño enfocado al conductor, con una amplia consola central y la última generación del sistema interfaz hombre-máquina de Ford, con los mandos ubicados en una posición elevada. Combina una notable funcionalidad con unos acabados de buen aspecto y atrevidos gráficos. La unidad probada contaba con el paquete interior Individual, que tiene un precio de 1.600 € e incluye la tapicería de piel, los asientos delanteros calefactados y el del conductor con ajuste eléctrico.

    La escala global del programa Focus y la enorme capacidad de producción prevista permite que ciertas tecnologías y equipamientos que hasta ahora sólo se encontraban en coches más grandes y caros sean económicamente viables y se puedan ofrecer como equipo de serie. El modelo incluye los sistemas de seguridad a baja velocidad, el sistema de ayuda al aparcamiento Active Park Assist, el aviso de cambio de carril, la ayuda para seguir en el carril, el reconocimiento de señales de tráfico, el cambio automático a luces largas, la alerta al conductor por cansancio y el control adaptativo de la velocidad de crucero.

    El motor es un gasolina de 1,6 litros que cuenta con turbocompresor e inyección directa, una tecnología que en Ford denominan EcoBoost, y se ofrece con potencias de 150 y 180 CV. Ambas versiones 1.6 EcoBoost vienen equipadas en serie con el sistema Auto-Start-Stop, de parada y arranque automáticos en las detenciones. El cambio es manual de 6 marchas y la tracción delantera. La versión de 150 CV probada puede acelerar de 0 a 100 km/h en 8,6 segundos y alcanzar una velocidad máxima de 210 km/h.

    A cambio el coche ofrece un comporta