Advertising Console

    Disruptores endocrinos: Plasticos en las pardelas

    RAUL ESPERT

    por RAUL ESPERT

    3,9K
    127 vistas
    Se sabe que de las 312 especies de aves, unas 111 especies, o el 36 por ciento, ingieren plástico por error. Dieciséis de las 18 especies de aves marinas residentes en Hawai ingieren plástico y que un 70% de esta ingestión procede de bolitas de resina plástica en flotación. Se ha descubierto que las aves marinas de Alaska tienen los estómagos completamente llenos de plástico. Los pingüinos en las playas de Sudáfrica han sufrido una elevada mortalidad de polluelos por el regurgitamiento de plástico de sus padres y el 90% de los polluelos de petrel azul examinados en la remota Isla de Marion en Sudáfrica contenían partículas de plástico en sus estómagos. Es un problema global y para las aves marinas no existe ningún lugar seguro. Para la mayoría de la gente, el océano es un gran retrete. La creencia es que basuras, residuos y plásticos se dispersan y desaparecen