Advertising Console

    CANCIÓN DEL HOMBRE DE "NINGÚNLUGAR" - Gastón Rodríguez Aroztegui

    Repost
    435 vistas
    CD ANTOLOGÍA - LOS NAIPES DE ESPARTACO

    Producción de LUDO FILMS (Damián Vicente, Miguel Hontou, Matías Ganz, Nahuel Hourcade y Diego Pessano) sobre el tema homónimo, que abre el disco "Antología - Los naipes de Espartaco" de Gastón Rodríguez.

    Proyecto premiado por el FONAM, (Fondo Nacional de Música) del Uruguay.

    Y cuando al fin logré
    poder tocar el sol mayor
    tal emoción
    conmocionó mis días
    la barra se reunió
    fraternalmente una guitarra
    fue alternando en ronda
    un blues o una milonga,

    algunos escucharon
    otros se retiraron
    para comentar

    que mi canción no era
    suficientemente comprometida
    ni tan nativa
    y yo que podía hacer
    seguir cantando
    seguí cantado…

    La canción del hombre de “Ningúnlugar”
    un estibillo sin razón
    que no pretende nadie
    la canción del hombre de “Ningúnlugar”
    esa costumbre que heredé
    de oír el lado B
    la canción del hombre de “Ningúnlugar”
    un buen pretexto que encontré
    para poder quedarme…

    …frente al cordón de tu vereda
    por si vuelve,
    por si vuelve a pasar
    aquel perfume, aquel perfume
    que de una vez y para siempre me robó
    y me robó …la canción

    Y cuando al fin logré
    tocar en los lugares
    de “buen nombre”
    y los que estaban
    de moda en esos días
    la barra se animó
    más de una mano en mis espaldas
    palmeando decía
    “la vida está servida”…

    algunos escucharon…

    que mi canción no era
    suficientemente entretenida
    tan “para arriba”
    y yo que podía hacer
    seguir cantando
    seguí cantado…

    La canción del hombre de “Ningúnlugar”…

    Y cuando al fin logré
    tocar en la televisión,
    fascinación
    de la “pantalla chica”
    la barra enloqueció
    si hasta en mi barrio
    se arrimaba
    a saludarme gente
    que yo no conocía…

    algunos escucharon…

    que mi canción no era
    suficientemente enfurecida
    sin distorsión ¿adónde iría?
    y yo que podía hacer
    seguir cantando
    seguí cantado…

    La canción del hombre de “Ningúnlugar”…