El kiosco de los horrores: ¡al rico ruso muerto!

eljueves

por eljueves

425
1 451 vistas
  • Información
  • Exportar
  • Añadir a
La prensa seria, en otra lección de buen hacer, pasa de amarilla a roja con las imágenes del atentado de Moscú

De la lista de cosas que no comprenderemos jamás, esta es una de las incoherencias que nos gustaría ver corregidas este siglo: ¿por qué la imagen de una persona desnuda es obscena, y en cambio las víctimas ensangrentadas de un atentado pueden enrojecer las portadas de TODA la prensa sin temor a ofendernos, agredirnos ni quitarnos el hambre, amparadas por el «así pasó, y así se lo hemos contado»?

Cierto; así pasó, pero puede contarse sin recurrir al morbo. Tan verdaderos son la sangre y la muerte como los genitales y el sexo; pero os cortáis a la hora de sacar lo segundo. La hipocritocracia pone el grito en el cielo si ve dos tetas; ¿por qué no lo hace ante dos heridas de cuchillo? Si la censura ha de protegernos de la portada del Private, pero no de las fotos del martes en nombre de la sacrosanta información, los censores pueden irse a la mierda. Junto con la ética periodística.

0 comentarios