La pildora anticonceptiva: Historia (1)

¡Prueba el nuevo reproductor!
RAUL ESPERT
3,5K
2 854 vistas
  • Información
  • Exportar
  • Añadir a
  • Playlists
Ningún acontecimiento en la historia de la contracepción ha tenido un efecto más profundo sobre el control de la natalidad que la aparición de un contraceptivo oral. La “píldora”, como pronto llegó a ser conocido este anticonceptivo, contiene unas sustancias de tipo hormonal que se introducen en la sangre e interrumpen la producción de óvulos. Aunque a mediados del siglo XIX ya se pronosticó la aparición de unas píldoras anticonceptivas, éstas no se convirtieron en realidad hasta la década de 1950, como resultado de las investigaciones médicas y del estímulo dado por Margaret Sanger, organizadora del movimiento de paternidad planificada en Estados Unidos.
El ñame silvestre mexicano, conocido como “cabeza de negro”, demostró ser una rica fuente de este precursor de la hormona. En aquellos tiempos, la progesterona se utilizaba para corregir los trastornos menstruales e impedir los abortos, pero sólo disponían de esta droga los laboratorios farmacéuticos europeos, y los métodos para prepararla eran tan laboriosos como costosos. Por otra parte, Marker no consiguió respaldo financiero de ninguna compañía farmacéutica norteamericana para proseguir las investigaciones sobre la progesterona sintética. Alquiló entonces un laboratorio en Ciudad de México, reunió diez toneladas de ñames y, corriendo él con todos los gastos, sintetizó más de 2.000 gramos de progesterona, cantidad que en aquella época costaba 160.000 dólares.
La síntesis era mucho más sencilla que los métodos tradicionales, y con el tiempo rebajaría el precio de los esteroides sexuales de 80 dólares a 1 dólar el gramo.
A fines de la década de 1940, los investigadores empezaron a evaluar de nuevo la posibilidad de un contraceptivo oral barato. En el año 1958, el químico Gregory Pincus, de la Worchester Foundation for Experimental Biology, en Shrewsbury, Massachusetts, probó en 1.308 voluntarias de Puerto Rico un inhibidor de la ovulación, derivado del ñame.

0 comentarios