Advertising Console

    Origen del lenguaje (3): Chris Knight

    RAUL ESPERT

    por RAUL ESPERT

    3,7K
    1 820 vistas
    Los animales necesitan que sus señales sean fiables, y el lenguaje corporal lo es. El modelo de comunicación animal se asemeja al ronroneo de un gato. Cuando un gato ronronea, sabemos que es feliz porque no puede ronronear y dejar de hacerlo a su antojo.

    Los primatólogos han establecido varias categorías de señales entre los chimpancés. Por ejemplo, cuando la hembra está copulando, emite un sonido único para esa situación. Cuando ha encontrado comida, su entusiasmo se desata y se activan las glándulas salivares y, con ello, genera un gruñido también único para esa situación. Y lo importante es que los chimpancés no pueden fingir esas señales. Algunas personas podrían pensar que ello es un límite evolutivo del animal y que le iría mejor si pudiese controlar cognitivamente sus señales vocales. Sin embargo, es todo lo contrario. Si esas señales se pudieran manipular, no valdrían nada y perderían su sentido.