Teoria del diseño inteligente (Creacionismo en la evolucion)

RAUL ESPERT

por RAUL ESPERT

4,1K
4 741 vistas
El movimiento del diseño inteligente apareció y se desarrolló en Estados Unidos en torno a 1987, a través de una versión moderna del argumento teleológico para la existencia de Dios, después de que hubieran fracasado, salvo éxitos menores y provisionales, los intentos de los representantes del literalismo bíblico de lograr la enseñanza del relato de la creación del Génesis en la clase de Ciencias Naturales.

El movimiento del Diseño Inteligente igualmente rechaza las posturas representadas por la Evolución teísta y el Creacionismo evolutivo que aunque creen en la existencia de un creador y un propósito, a diferencia del Movimiento del Diseño Inteligente, la Evolución teísta y el Creacionismo evolutivo sí aceptan que los seres vivos se han diferenciado a través de un proceso de evolución natural sin la intervención directa de Dios; al considerar a Dios el creador de las leyes de la naturaleza, pero "sin actuar directamente" del desarrollo de los procesos que actúan en ella, y que son descritos por las ciencias naturales.

Una de las principales críticas científicas que se hacen al diseño inteligente es que no es una teoría científica real (como sí lo es la Teoría Sintética de la Evolución), ya que no sustenta sus bases en el método científico, a partir de experimentaciones y observaciones críticas y científicas. Otras críticas no menos importantes se refieren a la falsedad de sus principales afirmaciones,[9] como por ejemplo, que los sistemas "irreduciblemente complejos" no pueden surgir por evolución darwiniana.

El debate, especialmente intenso en Estados Unidos, se ha extendido a otros países, generalmente por medio de la influencia de las iglesias evangélicas y otros grupos religiosos fundamentalistas gracias a los cuales se ha convertido en una posición de creciente fuerza.