Advertising Console

    Homeostasis cerebral: La refrigeracion del cerebro

    RAUL ESPERT

    por RAUL ESPERT

    4K
    6 059 vistas
    La eliminación del exceso de calor por capilaridad es otra forma de termorregulación y es similar al funcionamiento de un radiador. El líquido (sangre) que va por los capilares (el más pequeño de los vasos sanguíneos) próximos a la zona de la piel está rodeado de aire, cuando hace calor, este se libera por la vaso dilatación. Más sangre se expone al aire y así se enfría, de ahí el empleo de los tan socorridos abanicos al generar una corriente de aire. Dicho fenómeno se conoce como termólisis. Sin embargo, el sistema de refrigeración más importante que tiene el organismo para reducir el calor del cuerpo es el de la transpiración. La piel humana está llena de agujeritos llamados poros, los cuales llegan hasta la capa más baja de la piel, donde se encuentran las glándulas sudoríparas. Estas glándulas pasan el agua que toman de la sangre a través de los poros y la expulsan del cuerpo. Y el calor del cuerpo que la evapora, disminuye la temperatura interior.