Este video ha sido objeto de una restricción de edad basado en nuestras Guías de la comunidad

RAUL ESPERT
3,5K
148 935 vistas
  • Información
  • Exportar
  • Añadir a
  • Playlists
Cuando el orgasmo femenino es inminente, el tamaño de la vagina disminuye un 30%. Además, se congestiona debido al tejido blando; y el útero entonces presenta contracciones musculares. Una mujer experimenta un orgasmo cuando su útero, la vagina y los músculos pélvicos pasan por una serie de contracciones rítmicas. Para la mayoría de mujeres estas contracciones son placenteras. Cuando el orgasmo concluye, el clítoris resurge desde abajo de la capucha y vuelve a su tamaño normal en menos de 10 minutos. A diferencia de los hombres, las mujeres no tienen un período refractario tan marcado o éste es muy breve. Por lo tanto, pueden experimentar un segundo orgasmo poco tiempo después del primero. Algunas pueden prolongar esto y conseguir orgasmos consecutivos. Algunos profesionales y colectivos feministas aseguran que los orgasmos vaginales no existen y que el orgasmo femenino se produce únicamente gracias a la excitación del clítoris. Hallazgos recientes con respecto a la gran extensión del clítoris —por debajo del cuerpo, alrededor de la vagina— parecerían apoyar esta posición, si bien al tiempo, también suponen un reconocimiento de la experiencia de muchas mujeres que experimentan -y prefieren- alcanzar el orgasmo mediante la penetración vaginal. Aunque se trate de una estimulación de las 'raíces' del clítoris, lo obvio es que ésta se produce mediante el coito vaginal.

los comentarios no son posibles en este video