Acrofobia: Miedo a las alturas (Subconsciente colectivo)

RAUL ESPERT
2,9K
5 298 vistas
  • Información
  • Exportar
  • Añadir a
Asomarse a un balcón de gran altura o mirar por la ventanilla de un avión en pleno vuelo son dos acciones muy habituales que, sin embargo, suponen un gran trauma para el 20% de la población. Desde sudores a mareos, quienes padecen vértigo de las alturas o acrofobia manifiestan un sinfín de síntomas desagradables que, a menudo, perduran en el tiempo potenciados por el temor exagerado al vacío. No se trata de una enfermedad, sino de un trastorno de ansiedad cuyo control puede requerir el uso de fármacos y ansiolíticos, recomendados por un especialista, para frenar sus consecuencias.
Pese a que la mayoría de las personas utilizan indistintamente los términos mareo y vértigo para referirse a una misma situación, es necesario distinguir que, mientras el primero describe una enfermedad e implica un temor a perder el equilibrio, el vértigo remite a un malestar psicológico intenso provocado por el miedo a caer cuando se está en un sitio muy elevado.

El nombre técnico es acrofobia (del griego "miedo a los puntos extremos") y sus consecuencias afectan, en algún momento de la vida, a un 20% de la población. Es más frecuente conforme aumenta la edad, si bien no se descarta en personas jóvenes, y quienes lo padecen aseguran que genera un estado de ansiedad incontrolable que, incluso, puede requerir la mediación de un facultativo.

"El vértigo de las alturas se integra en el capítulo de las fobias y sólo se manifiesta cuando nos encontramos en una altura y vemos el vacío ante nosotros".

0 comentarios