Advertising Console

    TOC: Compradores compulsivos

    RAUL ESPERT

    por RAUL ESPERT

    3,9K
    1 723 vistas
    Si bien es cierto que este comportamiento afecta en mayor grado a mujeres que a hombres, no podría decirse que existe un solo perfil, ya que son varios los factores que desarrollan dicha dependencia.
    El motor que incita en primera instancia el deseo irrefrenable por comprar, es encontrar alivio y satisfacción, como una forma de descarga ante una situación adversa.
    Este tipo de compradores paga sus compras mediante alguna tarjeta o sistema de crédito, pierden la dimensión de sus gastos y de sus deudas y no se pueden arrepentir hasta que les llega el estado de cuenta...
    Entonces se encuentran de nuevo ante un sentimiento desagradable que buscaran evitar...¿Como? adquiriendo cualquier cosa a través del medio que sea. Es ahí donde los expertos señalan el grave problema de autocontrol.
    Estas personas sienten el deseo de comprar después de una ruptura amorosa, de un conflicto familiar o ante cualquier problema que afecta su estado de animo. Buscan cualquier cosa atrayente en la tienda o en el centro comercial, no importa que tengan dos iguales en casa.
    Es cuando se desarrolla un sentimiento de coraje o venganza ante la insatisfacción que rodea su vida, gastando mas de lo que tiene en objetos que no necesita.
    El estado de euforia de los compradores compulsivos es característico en el momento que reciben su mercancía, pero cambia radicalmente conforme se acerca de nuevo a su hogar o a la situación que lo inquieta.
    No es recomendable remediar cualquier situación que le provoque ansiedad con una actividad productora de un efecto similar, ya que es factible que se revierta en una sensación de vacío que lo lleve de nuevo a la depresión.
    La relación de la compra compulsiva -como adicción-, tiene que ver con la cuestión de la autoestima, ya que se busca un mejor estado de animo, efecto de lo comprado, olvidando que por mas articulo y prendas caras que porte, su bienestar será efímero, ya que cualquier dificultad consigo mismo debe solucionarse desde su interior.