Advertising Console

    Orexina: Historia de un descubrimiento

    RAUL ESPERT

    por RAUL ESPERT

    4K
    1 469 vistas
    Estudios previos asocian a la orexina (también conocida como hipocretina) con el sueño y la vigilia, así como a la alimentación y el apetito. Los estudios anatómicos han demostrado que las neuronas de orexina se encuentran en regiones cerebrales asociadas a los circuitos de recompensa, incluyendo el área ventral tegmental, y el núcleo accumbens. La comunicación entre el hipotálamo lateral y estas regiones del cerebro sugiere que las neuronas de orexina pueden tener un papel en la motivación y comportamiento de búsqueda de recompensa. Para examinar esta relación, Glenda Harris, trabajando con Gary Aston-Jones, en el Departamento de Psiquiatría en la Universidad de Pensilvania, examinó la función de la orexina en ratas.
    El hipotálamo lateral ha sido asociado a la recompensa y el placer desde hace décadas, pero los circuitos específicos y las moléculas involucradas han sido difíciles de encontrar. Ésta es la primera indicación de que el neuropéptido orexina es un elemento crítico en la búsqueda de recompensa y la adicción a las drogas.
    Harris y Aston-Jones encontraron una fuerte asociación entre la activación de neuronas de orexina en el hipotálamo lateral y la búsqueda de recompensa de morfina, cocaína y alimentos. Usando Fos, un indicador químico de estimulación neuronal, los investigadores encontraron que los niveles más altos de actividad en las neuronas de orexina aparecieron en ratas con el grado máximo de búsqueda de recompensa.