Origen e ideología del AKP de Erdogan

euronews (en español)
1,2K
44 vistas
  • Información
  • Exportar
  • Añadir a
A punto de convertirse en presidente de la república, Reccep Tayip Erdogan se despedía el pasado 22 de julio del partido que fundó y dirigió durante más de una década, el Partido de la Justicia y el Desarrollo, conocido como AKP.

“Desde hace trece años os hbalo desde esta tribuna. Nadie es eterno, lo importante es dejar un buen recuerdo”, decía ante sus correligionarios.

Sin embargo, nadie duda de que Erdogan no tiene intención únicamente de dejar un buen recuerdo, sino también de mantener su influencia en el partido.

Fundado sobre las cenizas del Partido de la Prosperidad de Necmettin Erbakan, el AKP nace el 14 de agosto de 2001 con el impulso de una joven generación política más moderna, liderada por Erdogan. La formación se autodefine como partido popular demócrata conservador que respeta los derechos y libertades fundamentales.

La ideología cala y un año después de su creación el partido gana las elecciones legislativas, logrando dos tercios de los escaños del parlamento. En 2003 Erdogan es nombrado primer ministro y se mantiene al frente de la formación.

El mundo descubre entonces con curiosidad, pero también con recelo, este partido islamista que se había impuesto en un país laico. Sin embargo, el AKP rechaza esta etiqueta. En su programa no hay ninguna referencia al Islam. Llegado al poder con un discurso social, poco a poco se va orientando hacia prácticas liberales e incluso ultra liberales.

En 2008 el partido sufre un revés. En nombre de las libertades fundamentales y democráticas, intenta levantar la prohibición al velo en las universidades pero el Tribunal Constitucional lo impide. Ese mismo año la formación roza incluso la ilegalización por actividades contrarias a la laicidad del estado.

Cinco años más tarde aparecen las primeras mujeres con velo en el hemiciclo. Por primera vez en la historia de la república laica turca, los musulmanes tienen permiso para llevar su velo en el parlamento y en los trabajos en puestos públicos.

Estos cambios despiertan la ira de los pro-laicos, como los estudiantes que se manifestaron el año pasado contra un proyecto para suprimir los dormitorios mixtos en las universidades públicas.

También despiertan críticas otras iniciativas como reforzar el control del estado sobre internet. Y no sólo fuera del partido.

En los últimos años, las relaciones han sido cada vez más tensas entre el primer ministro y el presidente Abdullah Gül, también fundador del AKP y quien reprocha, aunque no abiertamente, la deriva autoritaria de Erdogan. Gül va a regresar al AKP, cuyo próximo desafio podría ser precisamente la lucha de poder de estos dos hombres.

0 comentarios