Advertising Console

    La UE apunta al corazón de la economía rusa

    Repost
    euronews (en español)

    por euronews (en español)

    2,1K
    24 vistas
    Tras varias semanas de dudas, la Unión Europea (UE) ha encontrado el camino para imponer nuevas sanciones a Rusia. que se dirigen a sectores clave de la economía. Es un nuevo paso en el duro enfrentamiento entre Occidente y Moscú

    El primer objetivo son los bancos rusos, de los que el Estado posee el 51% del capital. Las entidades no podrán financiarse en los mercados europeos.

    La UE también sancionará al sector de Defensa, con un embargo en las exportaciones militares que incluye bienes de uso tanto militar como civil.

    Además serán prohibidas las exportaciones de tecnologías sensibles: por ahora afectan al sector del petróleo, particularmente a los equipos de prospección y perforación.

    El embargo no alcanza al gas, para preservar la seguridad energética de la Unión Europea, debido a la gran dependencia de Moscú en este aspecto.

    El analista alemán Henning Riecke cree que las medidas se harán sentir en Rusia. “Rusia necesita las tecnologías occidentales para la modernización. Es el caso de la industria armamentística, pero también es importante en otros sectores, especialmente en el energético. Y las sanciones que afectan a la tecnología rusa de perforaciones marítimas se están discutiendo también. Una vez que esta cooperación se detenga, habrá inconvenientes para la economía rusa que no se podrán compensar fácilmente.”

    El PIB ruso, de 1,5 billones de euros, está estancado. Según el Fondo Monetario Internacional, en 2014 no aumentará más de un 0,2% y la fuga de capitales en este año ya alcanza los 52.000 millones de euros.

    Pero la Unión Europea también pagará un precio alto: el 0,3% de su PIB este año y el 0,4% en 2015, según el sitio EU Observer. La economía alemana ya ha sentido el golpe, según el parlamentario socialdemócrata Gernot Erler. “Desde el comienzo del año, hemos visto que nuestro volumen de negocio con Rusia se ha reducido un 17%. Los analistas esperan unas pérdidas de entre 4.000 a 6.000 millones de euros. Es una cifra que impresiona.”

    En 2013 las exportaciones de la Unión Europa a Rusia alcanzaron los 207.000 millones de euros y las importaciones 120.000 millones de euros, según la Comisión Europea.