Cerebro y perspectiva: La ilusion de los monstruos

¡Prueba el nuevo reproductor!
RAUL ESPERT
3,5K
84 vistas
  • Información
  • Exportar
  • Añadir a
Cuando el cerebro traiciona, confunde o malinterpreta esos datos, la realidad que nos rodea se transforma en un mundo mágico e inexistente. Disfrutar de ese ‘cortocircuito neuronal’ es un juego gratificante que te convierte en protagonista de una realidad paralela e inventada. Los sentidos son las herramientas que recopilan los datos necesarios para percibir nuestro contexto. Un error muy común es considerar que son los sentidos los que fallan en esas ‘ilusiones ópticas’ cuando es tu cerebro el que te traiciona al descifrar erróneamente la realidad. Está aberración es, a la vez, una bendición que nos permite disfrutar de cosas como el cine, los hologramas, los trampantojos o cualquier ilustración salida del genio de Escher.

0 comentarios