Advertising Console

    Bacterias magnetotacticas: Brujulas vivientes

    RAUL ESPERT

    por RAUL ESPERT

    3,8K
    294 vistas
    Un magnetosoma es un cristal de magnetita (Fe3O4), con forma de cubo o de octaedro que se dispone en filas paralelas al eje longitudinal de la célula. Los poseen bacterias acuáticas flageladas aerobias o microaerófilas. Su alineamiento comporta propiedades magnéticas, lo que hace que las bacterias se orienten magnéticamente en el medio ambiente. En el año 1975 se descubrió que ciertas bacterias eran orientadas según su campo magnético terrestre. Son orgánulos presentes en las bacterias procariotas magnetotácticas. Contienen entre 15 y 20 cristales de magnetita que juntos actúan como una brújula para orientar las bacterias magnetotácticas en los campos geomagnéticos, lo que simplifica la búsqueda de sus ambientes preferidos de microaerofilia. Cada cristal de magnetita dentro de un magnetosoma está rodeado por una bicapa lipídica, y específicos proteínas solubles y transmembrana se ordenan a la membrana.