¿Los consumidores tienen que alegrarse?

¡Prueba el nuevo reproductor!
euronews (en español)
1,3K
32 vistas
  • Información
  • Exportar
  • Añadir a
Anna, la República Checa:
“He oído hablar de una nueva reglamentación europea sobre la extensión de los derechos de los consumidores. ¿Estaremos mejor protegidos?”

John Phelan de la Oficina Europea de los Consumidores (BEUC):

“De hecho, es cierto que, nosotros, como consumidores europeos, dentro del mercado único estaremos mejor protegidos a partir de junio de este año. Eso es debido a que la Unión Europea ha introducido una serie de nuevas leyes denominadas “Directiva de Derechos del Consumidor”. Esta directiva incluye una serie de derechos para los consumidores y, también, una serie de obligaciones para las empresas que vendan por internet. También, están incluida una serie de prácticas que las empresas deben respetar.

Y uno de los aspectos más interesantes de esta nueva legislación europea es el hecho de que es aplicable en todos los 28 Estados miembros. Así, todo el mundo tendrá garantías de que se aplicarán los mismos derechos ya se trate de un ciudadano finlandés que compra algo en una página web italiana de una empresa alemana.

Se trata de un proceso que llamamos “la armonización legal”. Pero, ¿en qué consiste la presente Directiva de Derechos del Consumidor? Bueno, el primer gran derecho de los consumidores es que cuentan con un período de reflexión de 14 días. Esto significa que cada vez que usted compra o contrata un servicio, tiene 14 días, independientemente del Estado miembro en el que se encuentre, para devolverlo o retractarse.

No tendrá, en ningún caso, que justificar su decisión. También, están especificadas ciertas obligaciones para los comerciantes. Éstos deben entregar el producto o hacer efectivo el servicio en un plazo de 30 días, a menos que se acuerde lo contrario. También, están obligados a reembolsar la cuantía pagada por el consumidor en un plazo de 14 días.

Por último, existe una serie de garantías que acabará con algunos dolores de cabeza a la hora de comprar por Internet, como cuando las opciones bienen ya predefinidas. Digamos, por ejemplo, que usted está comprando un billete de avión y en la página web aparece activada una opción para reservar un hotel o alquilar un coche. A partir de ahora, estas prácticas estarán prohibidas en toda la UE. Eso significa que es usted quién activa esa opción. También, se prohiben los recargos por pagar con tarjeta de crédito o de débito. Así que, le diremos adiós a esos 10 o 12 euros que nos exigían por pagar con nuestra tarjeta Visa o Mastercard.

Y, finalmente, otro tema importante será el de las llamadas al servicio postventa que pueden llegar a costar 3 euros el minuto. Las empresas deberán ofrecer precios justos para seguir ofreciendo ese servicio a la clientela.”

0 comentarios