Radioterapia de alta precisión

euronews (en español)
1,2K
59 vistas
  • Información
  • Exportar
  • Añadir a
“Muchos pacientes enfermos de cáncer vienen aquí, a la Fundación Champalimaud de Lisboa, para tratarse con los últimos avances tecnológicos de radiocirugía. Descubramos de qué se trata”, propone Claudio Rocco, de euronews.

Se llama radioterapia de alta precisión o radiocirugía. El paciente es introducido en una máquina denominada acelerador lineal. En ella un haz de protones ataca el tumor como si de una cuchilla virtual se tratase.

El gran avance de estas máquinas es su nivel de precisión, de hecho, el haz de protones ataca el tumor con una precisión inferior a un milímetro. Se trata de una técnica no invasiva que permite la aceleración del tratamiento. Algunos tumores son tratados en apenas unas sesiones.

La Fundación Champalimaud de Lisboa es una organización sin ánimo de lucro que se centra en el tratamiento del cáncer. Se espera que unos 14,000 pacientes reciban este año tratamiento aquí. La Fundación Champalimaud trata sobre todo a pacientes con cáncer de próstata. Una enfermedad que afecta cada año en la Unión Europea a 400,000 personas.

Uno de los responsables de la investigación sobre el cáncer en la Fundación es el Profesor Carlo Greco. Greco introdujo en este centro nuevas tecnologías para mejorar el nivel de precisión de los tratamientos.

“Aquí tenemos un aparato de seguimiento, como un GPS. Este aparato nos dirá qué es lo que está ocurriendo a medida que avanza el tratamiento, nos permitirá adaptarlo para aumentar el nivel de precisión. Gracias a este tipo de técnicas y con nuestro aparato de seguimiento podemos seleccionar la zona que nos interesa tratar minimizando así los efectos secundarios de este tipo de tratamientos”, explica el Profesor Greco.

En una sala los investigadores estudian nuevos tratamientos para el cáncer de pulmón. Como en el caso del cáncer de próstata, cada año 400,000 personas se ven afectadas por esta enfermedad en la Unión Europea. El Profesor Greco asegura que las diferentes tecnologías para tratar diferentes tumores se basan todas en los mismos principios.

“Antes de comenzar el tratamiento, realizamos una tomografía computarizada del paciente. De esta manera podemos conocer la anatomía de nuestro objetivo que en este caso es la próstata”, explica Greco.

“¿Es rentable esta tecnología?”, pregunta nuestro periodista.

“Es más rentable porque podemos reducir el número de sesiones de manera importante. Normalmente tratamos un cáncer de próstata en cinco sesiones. Algunas enfermedades que se encuentran en su estado inicial podemos tratarlas incluso en apenas una sesión, es decir, con una sola exposición a la radiación lo que es una enorme ventaja en términos de confort para el paciente”, responde Greco.

En los jardines de la Fundación hablamos con José, un paciente con cáncer de próstata que ha podido ser tratado en apenas una sesión.

“Me diagnosticaron un cáncer de próstata, explica. Uno de mis hijos vino aquí a la Fundación Champalimaud para fijar una consulta. Aquí decidieron que debía someterme a una radiocirugía. Es como hacerse una radiografía o una TAC, no sentí nada, ni dolor ni nada desagradable. Ahora me encuentro bien”.

Pero no todos los pacientes tienen la misma suerte que José. Algunos tumores no pueden recibir tratamiento. Pero la radiocirugía de alta precisión es ya un gran paso adelante hacia el desarrollo de una terapia más eficaz contra la enfermedad.

0 comentarios