Cuenta atrás para la canonización de Juan XXIII y Juan Pablo II

142 vistas
  • Información
  • Exportar
  • Añadir a
En menos de 24 horas, dos papas vivos, Francisco y el emérito Benedicto XVI, concelebrarán la histórica ceremonia.

La fiesta católica está precedida por la polémica. Hay quien critica la celeridad del proceso de canonización del papa polaco, y otros que no comulgan con su gestión de los casos de abusos sexuales.

“La canonización no es el sello de limpieza de un papado, de un gobierno, de un reinado, porque cuando los seres humanos están a cargo de las cosas, como los papas, puede haber descuidos. Tal vez algunas áreas no fueron atendidas. Pero la canonización responde, en última instancia, a la santidad, a la cercanía a Dios”, dice el padre Thomas Rosica, Presidente de la Televisión Católica “Sal y Luz” de Canadá.

Veinticuatro jefes de Estado y de Gobierno asistirán a la canonización, que podría ser seguida, in situ, por más de un millón de fieles. Las previsiones meteorológicas vaticinan lluvia en el Vaticano.

“No hay que preocuparse. La gente está preparada. Hemos venido aquí por motivos realmente importantes, no para dejarnos intimidar por las condiciones meteorológicas”, afirma un peregrino.

“¿Y si llueve? No importa que llueva. Es parte de la santidad”, opina otro fiel.

Unos 10.000 agentes velarán por la seguridad de la ceremonia. Protección Civil cuenta con 26.000 voluntarios. El servicio sanitario de la Cruz Roja también se ha reforzado con 600 voluntarios llegados de toda Italia.

0 comentarios