La Modernización Industrial a través de clusters

Try Our New Player
euronews (en español)
1.3K
37 views
  • About
  • Export
  • Add to
La revitalización de una industria como la textil a través de nuevas tecnologías y una sinergia empresarial eficaz basada en el modelo de clusters ( asociación de empresas e institutos que comparten un interés común) ha devuelto a Borås, la ciudad textil de Suecia, su protagonismo en este sector.

Al igual que ocurrió en otras partes del mundo, este sector se vio fuertemente afectado por una crisis a principios de los años 70. Pero aquí aprendieron pronto y respondieron con nuevas tecnologías y una estructura empresarial efectiva basada en sinergias puede ayudar a los sectores tradicionales a reinventarse a través de nuevas tecnologías.

Unos monos de trabajo son el ejemplo perfecto que combina investigación y tecnología, un producto único que ofrece una protección de hasta 3.000 bares de presión. Están comercializados por una pyme sueca, y fabricados por un subcontratista en Borås,

“Trabajamos con productos de nicho. Tenemos que estar muy cerca de la producción para continuar mejorando, y para reducir los tiempos de entrega, y poder adaptarlos a las necesidades de nuestros clientes”, asegura Jörgen Lillieroth, director de la sueca TST

El producto representa el 60% de las ventas de la compañía, con un volumen de negocios de 5 millones de euros anuales y una plantilla de 12 trabajadores. En los últimos dos años se han creado 3 nuevos empleos.

La idea de un mono de presión protector surgió hace cinco años. Para los fundadores de la sinergia empresarial en Borås, esto era algo totalmente natural.

“Un grupo de 6 a 7 personas se puso manos a la obra para intentar mejorar el producto. Los estudiantes de la escuela textil hicieron 20 muestras. Creo que el coste apenas superó el 10% de lo que nos hubiera costado si lo hubiéramos tenido que hacer nosostros solos”, explica el director de TST.

El clubster funciona es una especie de incubadora: 180 empresas, 1.000 estudiantes, 60 investigadores y 5 laboratorios con sus propias especialidades tecnológicas colaboran juntas. Han reinventado una nueva metodología del trabajo reuniendo en un sólo sector a varias compañías, distintas, las que tienen tecnología pero no cuentan con experiencia textil con aquellas que sí la tienen, pero no disponen de medios tecnológicos.

“Cuando nos llega un proyecto, contamos con investigadores, técnicos y estudiantes que pueden aportar su especialidad en el proyecto. Y cuando el producto está listo para su comercialización, disponemos de la gente competente en esa área y los especialistas en marketing”, explica Susanne Nejderås, directora de Smart Textiles

Desde que el cluster textil sueco se puso en marcha en 2006, se han creado cerca de 50 productos nuevos y desarrollado 130 prototipos. La ambición llega más lejos ya que esa estructura textil trabaja con otros proyectos, esta vez, en el sector de la madera.

“En realidad, nos podríamos beneficiar todos mutuamente. Ellos necesitan un nuevo mercado porque la lectura de periódicos se está reduciendo. Y nosotros, necesitamos fibras más sostenibles, porque el precio del algodón está subiendo”, opina Nils-Krister Persson, Jefe del laboratorio tecnológico, Smart Textiles.

Para Jörgen Lillieroth “la clave del éxito es la confluencia de empresas, universidades, pruebas e institutos de investigación … Esto siempre nos lleva a un paso por delante.”

0 comments