Kiev: la vida fuera de las trincheras

13 vistas
  • Información
  • Exportar
  • Añadir a
A sólo 40 metros de las barricadas, la vida continúa en Kiev. Olga es tendera en este puesto, uno de los cinco que siguen abiertos, y uno de los más cercanos a las barricadas de Khreschatik, la calle principal de la capital ucraniana.

Otros comercios y tiendas han preferido cerrar. Pero Olga dice que se siente segura y que entiende a los manifestantes.

Olga.Tendera:
“Hay más gente que viene a comprar café y té. Están luchando, pero nadie puede predecir el resultado de este combate”.

Sin embargo, a unas siete calles de Maidan, la vida discurre prácticamente igual que antes de los enfrentamientos. Las tiendas y cafeterías están abiertas, y no faltan clientes.

Oksana trabaja en una joyería vecina. Ha venido a almorzar.

Oksana. Residente en Kiev:
“Todos mis empleados siguen viniendo a trabajar pese a que les he dado permiso para no hacerlo. Lo único que me molesta es no entender lo que está sucediendo en mi país. Nunca habría imaginado que el Gobierno iba a actuar así”.

La gente se dice conmocionada por la violencia de la carga de los antidisturbios y los disparos contra los manifestantes. Pero se sienten seguros y más dispuestos que nunca a seguir yendo a la Plaza de la Independencia.

“Aquí me siento segura, pero también cuando estoy en Maidan. Y voy a volver. Allí hay mucha gente que sabe lo que hace”.

Maria Korenyuk. euronews:
La vida fuera de las barricadas es prácticamente normal, excepto que el metro lleva dos días cerrado. Los ciudadanos tienen problemas para llegar al trabajo y volver a casa. Oficialmente, el cierre se debe a la amenaza terrorista. Pero los manifestantes aseguran que es para impedir que los ciudadanos de otros barrios de Kiev se unan a los manifestantes en Maidan”.

0 comentarios