Advertising Console

    Los judíos de Hungría rechazan participar en la conmemoración del Holocausto si el país no admite su responsabilidad

    Repost
    euronews (en español)

    por euronews (en español)

    1,8K
    124 vistas
    El Holocausto divide a Hungría. La Federación de Comunidades Judías (Mazsihisz, como se conoce en húngaro) ha amenazado con no asistir a los actos del 70 aniversario del envío en 1944 de más de 437.000 personas de esta confesión a los campos nazis. En total fueron medio millón los que fallecieron hasta que el gueto de Budapest fue liberado en 1945.

    El motivo que alega la organización es la manera en la que la historia ha sido contada y, en mayor medida, sobre quién recae la responsabilidad de las muertes y las deportaciones. “Los alemanes no pusieron en los vagones ni a mi padre ni a mi madre, fueron los húngaros los que los entregaron. Por supuesto no se trata solo de la responsabilidad, pero todo el mundo debe saber que pasó de esta forma”, explica Gusztáv Zoltai, director ejecutivo de Mazsihisz

    Otra de las condiciones que pone la Federación para participar en la conmemoración es que no se construya un monumento en la plaza de la Libertad de Budapest. Con ello, asegura, Hungría quedaría como víctima de la agresión nazi cuando durante los años de la guerra el propio Gobierno del país era fascista.

    Otra de las críticas se ha vertido sobre un monumento conmemorativo que se está construyendo en la estación de tren desde donde salieron miles de judíos. Por último, la organización ha pedido la expulsión del director de un nuevo instituto de historia que justificó las deportaciones.

    “La estatua que iba a ser levantada aquí se ha transformado algo desagradable para el Gobierno. Menos de dos meses antes de las elecciones, el monumento se ha convertido en uno de los principales temas de la campaña”, concluye Andrea Hajagos, corresponsal de Euronews.