DOMINGO II DE NAVIDAD, 5-1-2014

¡Prueba el nuevo reproductor!
18 vistas
  • Información
  • Exportar
  • Añadir a
DOMINGO II DE NAVIDAD, 5-1-2014

Hermanos, bienvenidos a esta Eucaristía en el tiempo de Navidad. Gracias al nacimiento de Jesús Dios se presenta ante nosotros.
Dios que es la Palabra se transforma en hombre porque quiere vivir entre nosotros, nos envía a su Hijo para mostrarnos, enseñarnos el camino de la Salvación. Nos da la Luz y si creemos en Él nuestra vida nunca estará en tinieblas.

Lectura del santo Evangelio según San Juan (1, 1-18)
En el principio ya existía la Palabra, y la Palabra estaba junto a Dios, y la Palabra era Dios.
La Palabra en el principio estaba junto a Dios.
Por medio de la Palabra se hicieron todas las cosas, y sin la Palabra no se hizo nada.
En la Palabra había vida, y la vida era la luz de los hombres.
La luz brilla en la tiniebla, y la tiniebla la rechazó.
La Palabra era la luz verdadera, que da luz a la vida de los hombres.
La Palabra vino al mundo y estaba en el mundo; el mundo se hizo gracias a la Palabra, y el mundo no la conoció.
Vino a su casa, y los suyos no la recibieron.
Pero a las personas que sí la recibieron, les da poder para ser hijos de Dios, si creen en su nombre.
Estos no han nacido de Sangre, ni de amor carnal, ni de amor humano, sino de Dios.
Y la Palabra se hizo Hombre, y vivió entre nosotros, y hemos visto su gloria: gloria propia del Hijo único del Padre, lleno de gracia y de verdad.

0 comentarios