Advertising Console

    Fiat compra totalmente Chrysler para salir de su crisis

    Repost
    euronews (en español)

    por euronews (en español)

    1,9K
    364 vistas
    Fiat busca su salvación comprando la parte que aun no poseía de Chrysler. El constructor de automóviles italiano anunció nada más empezar el año esta operación, que supone quedarse con el 41,46 por ciento que todavía estaba en poder del fondo de pensiones estadounidense VEBA por 3.115 millones de euros. Un precio razonable para el patrón italiano Sergio Marchionne, teniendo en cuenta que quien sigue en crisis es Fiat y no Chrysler.

    Algo que se comprueba en las ventas del pasado mes de noviembre. El grupo italiano seguió cayendo respecto a un año antes, mientras que Chrysler siguió recuperándose después de su bancarrota en 2008.

    “Esta vez, hay una oportunidad”, afirma Cesare Pozzi, profesor de negocios de la universidad LUISS de Roma. “Este tipo de fusión no resucitará a los cadáveres de debajo de la tierra, ya que ambas compañías estaban en enorme dificultad. Es un sector bajo una marcada reestructuración. Pero, ahora, podría haber espacio para un proyecto industrial”.

    El grupo en su conjunto ganó 1.400 millones de euros en 2012, pero gracias a Chrysler porque Fiat perdió mil millones. Otro elemento de este desequilibrio.

    “Cuando se suma cero a cero, no hay demasiado valor añadido”, se muestra más escéptico Oliver Roth, responsable bursátil para el alemán Close Brothers Seydler Bank AG. “Fiat tiene problemas masivos e intenta salir de ellos tomando el control completo de Chrysler. Este se beneficia de unas buenas ventas por el relanzamiento del mercado estadounidense, pero esto solo no ayudará a Fiat. El italiano tiene que presentar nuevos productos, nuevos coches. No lo hará en 2014, únicamente en 2015. La crisis del mercado europeo se mantiene y ha decidido dar un gran salto. Está por ver su efecto”.

    De hecho, Fiat quiere aprovechar los casi nueve mil millones de dólares de tesorería de que dispone actualmente Chrysler para poder invertir en las maltrechas fábricas europeas. Aun así, los aproximadamente cuatro millones de vehículos fabricados en todo el mundo por las dos compañías siguen estando muy lejos de los nueve de los líderes del sector.