Advertising Console

    Ocho muertos por el temporal en Europa

    Repost
    euronews (en español)

    por euronews (en español)

    1,7K
    76 vistas
    El temporal azota varios países de Europa en vísperas de Navidad.

    En el Reino Unido, el temporal de fuertes lluvias y vientos huracanados han causado al menos cinco muertos.

    Además, la policía ha rescatado a 25 personas atrapadas por las inundaciones.

    Los aeropuertos londinenses de Heathrow y
    Gatwick han confirmado retrasos y cambios de ruta en sus vuelos de
    llegada y han suspendido algunas conexiones ferroviarias.

    “Planeen sus viajes adecuadamente, hagan saber a alguien adónde viajan, de vez en cuando digan dónde se encuentran y guarden paciencia”, dice Frank Bird, de Highways Agency.

    Perturbaciones mínimas en Bélgica, con algún incidente aislado y alteraciones en la red de
    tranvías de la capital.

    En la provincia de Namur una persona ha resultado herida después de que un árbol cayera sobre su vehículo.

    En Francia las estaciones de esquí de los Pirineos han tenido que cerrar por el temporal.

    “Se han sobrepasado los 20 metros por segundo permitidos. Está prohibido esquiar en condiciones extremas como esta”, afirma Dominique Rousseau, responsable de la estación de esquí La Pierre Saint Martin.

    Las tormentas han dejado un balance de tres personas muertas. Las regiones de Bretaña y Normandia han sido las más afectadas.

    La borrasca poco a poco ha ido desplazándose hacia el sur de Europa y está previsto que en España y Portugal el temporal se intensifique en las próximas horas.

    Precisamente en España, el mal tiempo ha dejado cuatro heridos y ha creado problemas en los aeropuestos de Bilbao, Asturias, Santander y Vigo. En Galicia, el temporal ha provocado el descarrilamiento de un tren. Allí
    los vientos han alcanzado los 185 kilómetros por hora.

    Portugal está en estado de alerta para las próximas horas.

    15 distritos han decretado la alerta naranja, mientras que otros dos han activado la roja.

    Las autoridades han pedido a los ciudadanos que no se aproximen a la costa, donde se esperan oleajes de hasta siete metros.