Advertising Console

    PRUEBA DEL @BMWGroupPrensa 118d 5 puertas en #la7motor el pequeño @BMWEspana ofrece sensaciones de coche grande

    444 vistas
    El pequeño de la familia ofrece sensaciones de coche grande
    En septiembre de 2011 llegaba a los concesionarios de la marca bávara la actual generación de la Serie 1 en carrocería de 5 puertas.

    El tamaño es mayor que el de su antecesor y alcanza los 4,32 metros de largo, con 1,77 metros de ancho y 1,42 metros de alto.

    El diseño exterior sigue las pautas habituales en los productos de la marca, con la clásica parrilla frontal de los “riñones” en una posición más vertical y con un marco cromado. Los intermitentes utilizan diodos LED y se ubican en los retrovisores, y en la trasera se montan grupos ópticos de pequeño tamaño que contribuyen a una imagen más ancha.

    Por tamaño y planteamiento sus competidores más directos son los Mercedes-Benz Clase B, Audi A3 e incluso su primo el Mini Countryman, aunque es algo más grande que ellos y además es el único que dispone de propulsión trasera, de modo que ofrece un tacto de coche grande que los otros no logran.

    El interior mantiene el diseño típico de los productos BMW, con buenos materiales y ajustes. La unidad de pruebas contaba con una atractiva tapicería de cuero, que cuesta 1.814 euros, y el paquete deportivo M que cuesta 3.354 euros e incluye, entre otros elementos, la suspensión deportiva, asientos delanteros deportivos con el ajuste lumbar electroneumático, el paquete aerodinámico, molduras interiores de aluminio hexagon, volante M con un aro muy grueso, apoyo para el pie izquierdo y llantas de aleación de 17 pulgadas de diámetro con neumáticos extra-anchos de perfil bajo y medidas 225/45 delante y 245/40 detrás.

    Sobre la consola central se ha colocado una pantalla de gran tamaño, que se controla mediante el mando iDrive y proporciona diferentes informaciones.

    El motor es un 4 cilindros en línea, con 2 litros de cilindrada, admisión variable, turbocompresor de geometría variable e intercooler. Proporciona 143 CV de potencia máxima y un destacable par de empuje, que ya ofrece su valor máximo a 1.750 rpm.

    Cilindrada: 1.995 cc.
    Potencia máxima: 143 CV/105 kW a 4.000 rpm
    Par máximo: 320 Newton por metro entre 1.750 y 2.500 rpm
    La fuerza de impulsión disponible se traslada a las ruedas traseras por medio de un cambio manual de 6 marchas. La palanca tiene el diseño M, que está incluido en el paquete, pero está colocada bastante atrás, de modo que en las marchas pares el codo toca con el respaldo, y su accionamiento es duro.

    Se dispone de cuatro programas o modos de funcionamiento, denominados sport+, sport, comfort y Eco Pro, que se seleccionan con un pulsador situado en la consola central junto a la palanca de cambio.

    El modo Eco Pro permite reducir el consumo de combustible hasta en un 20%, siempre que sigamos al pie de la letra sus indicaciones para conducir de la forma más eficiente en cada momento.

    Se incluyen elementos del programa Efficient Dynamics, como el Stop&Start, de parada y arranque automático en detenciones, y la recuperación de energía en frenadas y retenciones. El 118d probado puede acelerar de 0 a 100 km/h en 8,9 segundos y alcanzar los 212 km/h.

    El consumo medio homologado por la marca es de 4,1 litros cada 100 km y en nuestra prueba hemos medido 6 litros/100 km, una cifra contenida para un coche de estas prestaciones, pero muy superior a la homologada.

    Este Serie 1 utiliza el mismo esquema de suspensión que sus hermanos mayores de la Serie 5 y ofrece un buen equilibrio entre eficacia y confort de marcha, con una pisada de coches de segmentos superiores. Su tamaño compacto le proporciona una gran agilidad y en curvas enlazadas resulta eficaz y divertido, a lo que contribuye una servodirección eléctrica rápida y precisa. En ciudad se defiende bien.

    La postura al volante es de las mejores del segmento y los asientos deportivos opcionales sujetan muy bien el cuerpo. Se dispone además de un perfecto apoyo para el pie izquierdo.

    El acceso a las plazas traseras es estrecho y engorroso, y la central trasera es incómoda, perjudicada además por el túnel de transmisión, aunque se disfruta de salidas de aire orientables del climatizador. El maletero cuenta con 360 litros, ampliables hasta 1.200 con sólo 2 plazas.

    En el equipamiento de serie se incluyen los elementos de seguridad más importantes, pero en nuestra opinión un coche Premium debe traer de serie todo lo que incluye un modelo equivalente de un fabricante generalista, por ejemplo un Ford Focus, y añadir unas opciones de elevada tecnología y detalles de lujo para los más caprichosos.

    Los fabricante alemanes no lo entienden así y elementos como las luces automáticas, el controlador de velocidad o el Bluetooth para el teléfono en manos libres son opcionales y bastante caros.

    PRECIO: 27.900 euros
    Pintura metalizada: 754 euros