Acaparamiento compulsivo: Andrew

RAUL ESPERT
2,9K
76 vistas
  • Información
  • Exportar
  • Añadir a
El acaparador compulsivo puede creer que los objetos acaparados son muy valiosos, siendo conscientes de que son inútiles pero aun así quiere conservarlos, o bien atribuirles un gran valor emocional para su vida, aunque son objetos que la mayoría consideraría como basura. Por ejemplo, un acaparador compulsivo del primer tipo podría mostrar unos cubiertos ordinarios afirmando que son de plata y nácar, sin importarle el hecho de que el empaque claramente indica que son hechos de acero y plástico. Un acaparador compulsivo de segundo tipo puede tener un refrigerador lleno con comida cuya fecha de caducidad fue superada hace varios meses, pero el paciente se resiste a cualquier intento de sus familiares a tirarla a la basura. En otros casos el paciente podría reconocer la necesidad de limpiar el refrigerador, pero debido a su trastorno el hacerlo le llevaría a experimentar un agobio intolerable, lo mismo que con el resto de los objetos en su vivienda.

0 comentarios