Advertising Console

    Domingo XXV del T. O. (C), 22-9-2013

    Repost
    50 vistas
    Queridos hermanos:
    El evangelio de San Lucas nos enseña que lo urgente y lo importante no es lo mismo. Que es necesario cubrir las necesidades básicas pero que lo más importante es centrarse en salvar nuestras almas, asegurarnos la vida eterna.
    El mayordomo engaña a su señor para asegurarse su bienestar inmediato, pero se olvida de asegurarse el bienestar eterno.
    Nuestros bienes materiales, igual que nuestra vida aquí en la tierra, son provisionales, temporales. Por eso lo importante es prepararse, centrarse en el día en que nos encontraremos cara a cara con el Señor, para ganarnos la vida eterna.

    Lectura del santo Evangelio según San Lucas (16, 1-13)
    En aquel tiempo, Jesús dijo a sus discípulos: Un hombre rico tenía un administrador y se enteró de que gastaba muy mal su dinero. El hombre rico llamó al administrador y le dijo: Me dicen cosas malas de ti. Dame el balance de tu trabajo, porque estás despedido.
    El administrador empezó a pensar: Si mi amo me quita el trabajo. ¿Qué voy a hacer? Para trabajar en el campo no tengo fuerzas; vivir como un mendigo en la calle, me da vergüenza. Ya sé lo que voy a hacer para que, cuando me echen de mi trabajo, encuentre otra persona que me de otro trabajo.
    Y fue llamando una a una a las personas que debían algo, y dijo al primero: ¿Cuánto debes a mi amo? Este respondió: Le debo 100 barriles de aceite.
    Él le dijo: Aquí está tu recibo: aprisa, siéntate y escribe «cincuenta». Luego dijo a otro: Y tú, ¿cuánto debes?
    El contestó: 100 sacos de trigo. Le dijo: Aquí está tu recibo: escribe «ochenta». Y el amo felicitó al administrador malo por su astucia. Ciertamente, los hijos de este mundo son más listos con su gente que los hijos de la Luz.
    Y yo os digo: Ganaos amigos con el dinero injusto, para que, cuando os falte, os reciban en el Cielo. Ningún criado puede ser fiel a dos señores: amará a uno y odiará al otro. No podéis ser fieles a Dios y al dinero.