El cerebro enamorado (CUN)

RAUL ESPERT
2,9K
1 822 vistas
  • Información
  • Exportar
  • Añadir a
  • Playlists
En el enamoramiento se ponen en marcha los circuitos cerebrales de la confianza para consolidar el vínculo amoroso, y se silencian la áreas que crean distancias, aquellas que se activan en estados depresivos o de tristeza. Diálogos y silencios entre las neuronas atan a los enamorados por una doble vía: atrayéndoles al activar la vía de la recompensa emocional, y superando las distancias personales al desactivar la desconfianza. Ver el rostro de la persona enamorada es importante para despertar y mantener el enamoramiento, ya que provoca una serie de emociones positivas que ocultan los defectos del otro. El “gustar” y el “querer” se procesan de forma separada en el cerebro. Las bases biológicas del enamoramiento son universales pero las tradiciones influyen en la evaluación que el cerebro hace de la recompensa. Las mujeres emplean más la hormona de la confianza, domina en ellas la empatía emocional. Por el contrario, los hombres usan más la vasopresina, que potencia la testosterona.

0 comentarios