Advertising Console

    Las fiestas eroticas de Caligula

    RAUL ESPERT

    por RAUL ESPERT

    3,9K
    29 217 vistas
    Asistir a una fiesta de Calígula durante los cuatro años de su breve reinado debía de ser de lo más espectacular: disfrutaba como un niño con “alimentos de exposición” como panes de oro puro, peces teñidos de azul para que pareciera que seguían nadando en el mar y carnes exóticas modeladas en forma de estatuas de leones y elefantes. Y aunque desde luego había sexo en el menú, los prolegómenos del propio Calígula también dejaban algo que desear. Según Suetonio, invitaba a cenar a atractivas parejas aristocráticas y después inspeccionaba a la esposa como si fuera una esclava expuesta en una subasta, levantándole las faldas para examinarle las piernas y sosteniéndole alzada la cabeza si la agachaba por vergüenza. Después de una relación forzada en una dependencia privada, el emperador regresaba a la mesa y ofrecía a los invitados una crítica con pelos y señales de us figura y rendimiento.