Domingo XIV del Tiempo Ordinario (C), 7-7-2013

83 vistas
  • Información
  • Exportar
  • Añadir a
Bienvenidos, hermanos, a esta celebración del domingo. Jesús nos ha reunido alrededor del altar, vamos a escuchar su palabra a celebrar la cena de su amor entregado y a seguir su ejemplo que nos anima a hacer un mundo mejor, más solidario y más comprometido con el hermano que sufre. Seamos profetas de esperanza y de paz imitando a nuestro hermano mayor “Jesús”.

Lectura del santo Evangelio según San Lucas (10, 1-12)
En aquel tiempo, Jesús eligió a 72 discípulos y los mandó de dos en dos a todos los pueblos y lugares adonde después pensaba ir Él. Y les decía: La cosecha es abundante y los trabajadores pocos: rogad, al Dueño de la cosecha que mande obreros a su campo. ¡Poneos en camino! Mirad que os mando como corderos en medio de lobos. No llevéis bolsa de dinero, ni de comida, ni sandalias; y no os paréis a saludar a nadie por el camino. Cuando entréis en una casa, decid primero: «Paz a esta casa.» Y si allí hay gente buena, vuestra paz entrará en ellos; si no, volverá a vosotros. Quedaos en la misma casa, comed y bebed de las cosas que os den: porque el obrero tiene derecho a su salario. No cambiéis de casa. Si entráis en un pueblo y os reciben bien, comed lo que os pongan, curad a los enfermos que haya, y decid: «El Reino de Dios está cerca de vosotros»

0 comentarios