Advertising Console

    Celebradas las XXVIII jornadas culturales de la Casa de Salamanca de Leganés

    legacomprensa

    por legacomprensa

    36
    89 vistas
    Clausuradas el domingo 9 de junio, con la tradicional Comida de Hermandad.

    Este fin de semana se han celebrado en la sede de la Casa Regional de Salamanca diversas actividades culturales y religiosas enmarcadas en sus XXVIII Jornadas Culturales, que inauguró el pasado viernes el presidente de la Casa, Joaquín Villarón con unas palabras de agradecimiento por la presencia de sus paisanos y vecinos de Leganés. Estuvieron presentes en esta apertura la concejal de Seguridad Ciudadana y Festejos, Noemí Selas; el concejal de Movilidad y Transportes, Juan Carlos Cenamor; el concejal del PSOE Luís Martín de la Sierra, el edil de Unión por Leganés-ULEG Carlos Delgado y el concejal de Izquierda Unida-Los Verdes Alarico Rubio, así como el presidente de la Casa de Andalucía, Pedro Pablo Caballero.

    A continuación se abrieron al público dos exposiciones en los salones de la casa regional, una del pintor toledano Bonifacio García Serrano, que presentaba obras de estilo realista; y otra de artesanía rural y menestral del artista segoviano Adolfo Gómez Illescas, que expone en miniatura, aperos de labranza, monumentos religiosos y enseres propios del campo.

    Los asistentes e invitados a la apertura de estas Jornadas asistieron posteriormente al ’Etno-concierto’ didáctico del cantautor Nino Sánchez, que, acompañado por Carmen Casado, hizo un repaso a las características de la música clásica y popular utilizando cien instrumentos con los que este poeta, cantautor y compositor salmantino internacional interpreta seguidillas, música de Bocherini, música nocturna del siglo XVIII, pasodobles, fandangos, veratas, nanas o charradas en forma didáctica.

    Otra de las páginas destacadas de estas celebraciones de los salmantinos afincados en Leganés fue la celebración del día de Salamanca en Leganés, con la tradicional procesión del patrón, San Juan de Sahagún, cuya imagen fue trasladada hasta la cercana parroquia de Nuestra Señora de la Luz, acompañada por tamborileros y grupos ataviados con trajes típicos charros.