Oscar Huerta

Oscar Huerta: Juglar de su tiempo <br /><br />Por: Joaquín Borges-Triana <br />“La obra musical de Oscar Huerta está cargada de agudos y transparentes signos habaneros. Su próximo disco, Pescador Urbano es un diario cantado donde se tejen sus vivencias adolescentes en la calle Humbolt, con el florido imaginario de un apasionado pescador del malecón y la constancia de quien decidió, desde las escaleras de un edificio del Vedado, hacerse trovador contra vientos y mareas, vientos que no fueron pocos y mareas que no fueron bajas. Las problemáticas de la sociedad colombiana también han encontrado lugar en su mira, varios temas como El valle de Cimitarra o La advertencia, entre otros, denuncian la alarmante situación de los llamados “desplazados”, campesinos que se ven forzados a abandonar sus tierras hostigados por los conflictos armados”. <br />Lo anterior es parte de un comentario escrito por mi amiga Carmen Romero, a propósito de unas presentaciones que en la ciudad de Cali efectuaran meses atrás los trovadores Silvio Alejandro y Oscar Huerta. A este último lo conocí a finales de los ochenta gracias a Frank Delgado que, por entonces, laboraba en Radio Ciudad de La Habana como director de un programa denominado El Salón de los Juglares y que sirvió para dar a conocer las primeras grabaciones de muchos cantautores, que por la época se iniciaban. Sé que Frank ha conservado una buena parte de esos materiales y que está digitalizándolos. Tal vez un día, alguien se anime a editarlos y así saldrán a la luz las versiones iniciales de piezas que con el transcurrir del tiempo se han convertido en clásicos de nuestra cancionística, pero que en el momento en que se compusieron, no fueron tomadas en cuenta ni por los medios de comunicación ni por las discográficas de aquellos años. <br /><br />Música para audiovisuales <br />http://www.audiociclico.com