Alexis Martchenko

La makhnovtchina es inmortal... Allí donde las masas laboriosas no se dejen subyugar, donde cultiven el amor de la independencia, donde concentren y fijen su espíritu y su voluntad de clase, ellas crearán siempre sus propios movimientos sociales históricos y obrarán según su propio entendimiento. Que esto es lo que constituye la verdadera esencia de la makhnovtchina. <br />La sangrienta tragedia de los campesinos y los obreros rusos no podía pasar sin dejar trazas. La práctica del socialismo en Rusia ha demostrado, más que nada, que las clases laboriosas no tienen amigos, que no hay sino enemigos que procuran apoderarse del fruto de su trabajo. El socialismo estatista ha demostrado plenamente que él también se enrola entre sus enemigos. Convicción que arraigará cada vez más firmemente en la conciencia de las masas del pueblo. <br /><br />"¡Proletarios del mundo: bajad a vuestras profundidades y buscad en ellas la verdad: cread la vosotros mismos! Que en otra parte alguna la encontraréis. Tal es el legado de la makhnovtchina a los trabajadores del mundo